Prueba de intolerancia a la lactosa

Prueba de intolerancia a la lactosa en Clínica Ojeda
 
 
 
Prueba de intolerancia a la lactosa en Clínica Ojeda

Diagnosticamos fácilmente la intolerancia a la lactosa. La lactosa es un azúcar de la leche y la intolerancia a la misma es relativamente frecuente tanto en niños como en adultos. La prueba de intolerancia a la lactosa es sencilla y su duración aproximada es de 2 horas. La realizamos tanto en niños (a partir de los 3 años) como en jóvenes y adultos. Tras una sobrecarga oral con lactosa (calculada según el peso del individuo), se mide de forma basal y secuencialmente tras la sobrecarga la concentración del hidrógeno en el aire espirado mediante el aparato Gastrolyzer. La evolución de estas concentraciones a lo largo del periodo de observación nos informa sobre la presencia o ausencia de dicha intolerancia.

El estudio genético puede complementar el estudio de intolerancia a la lactosa en el aire espirado.

En ocasiones, hay que complementar la prueba con el test de lactulosa para descartar un sobrecrecimiento bacteriano en el intestino, que puede propiciar unos resultados falsamente positivos en la prueba de la lactosa.

Dado que esta prueba requiere una preparación del paciente, se realiza mediante cita previa y por indicación de un especialista.

Información sobre cómo debe venir preparado el paciente para el test

 

si desea más información sobre este servicio, rellene el siguiente formulario