Prueba de sobrecrecimiento bacteriano (lactulosa)

 
 
 

El sobrecrecimiento bacteriano es un trastorno, no una enfermedad, en el que existe un exceso de población bacteriana en el intestino delgado, una región del tracto digestivo por lo general con escasa población de microorganismos. Se define como más de 1.000 unidades formadoras de colonias por ml de secreción intestinal, pero para conocer este dato sería necesaria la realización de una endoscopia digestiva con aspirado de secreción intestinal y recuento en el laboratorio. Esta microbiota puede estar, además, alterada en su composición relativa.  

 

Factores predisponentes 

Son muchos las situaciones que facilitan el desarrollo de un sobrecrecimiento bacteriano, tanto anatómicas, funcionales y metabólicas, pero las más habituales son: 

  • Estreñimiento mantenido 
  • Consumo crónico de antiácidos (omeprazol y similares) 
  • Alteraciones anatómicas o posquirúrgicas que modifiquen el tránsito intestinal 
  • Dieta rica en azúcares fermentables 
  • Estrés e ingesta rápida de los alimentos 
  • Determinadas alteraciones hormonales, etc. 

 

Síntomas 

Los síntomas típicos del sobrecrecimiento bacteriano son la sensación de plenitud, hinchazón abdominal y gases a las 1-2 horas de haber comido, siendo más manifiesto cuando se realizan comidas ricas en azúcares o hidratos de carbono.  

 

En los casos más crónicos, dado que se puede llegar a producir una alteración de la barrera intestinal y otras alteraciones digestivas, existen alteraciones del hábito intestinal (con alternancia de estreñimiento y diarrea o con diarrea crónica), sensación de cansancio e incluso sensación de “niebla mental”, pérdida de peso, entre otros. 

 

Además, según el tipo de población bacteriana que predomine en el intestino, puede haber un exceso de bacterias generadoras de histamina y asociarse síntomas de histaminosis no alérgica (picores en la piel, migrañas, retortijones abdominales, vértigos, dolores musculares, etc.).  

 

Diagnóstico 

La prueba que hoy en día sustituye más cómodamente al aspirado yeyunal es el test de sobrecrecimiento bacteriano o test de lactulosa. Este test consiste en evaluar la variación de los niveles de hidrógeno y metano en el aire espirado, a intervalos de tiempo regulares, desde una situación basal y durante 3 horas tras la administración de una dosis calculada de lactulosa.  

 

La lactulosa (usado habitualmente como laxante) es un azúcar no metabolizable por el ser humano y fermentado por las bacterias intestinales, en cuyo proceso generarán hidrógeno y/o metano. Según el tramo del intestino en el que se produzca esta fermentación se establece el diagnóstico de sobrecrecimiento. La interpretación de los tests de lactulosa requiere experiencia para una evaluación correcta.  

 

En la Clínica Ojeda disponemos de los conocimientos médicos y las herramientas diagnósticas necesarias para evaluar un posible sobrecrecimiento bacteriano y ofrecer el consejo médico y nutricional adecuados en función de los resultados obtenidos.  

Dado que esta prueba requiere una preparación del paciente, se realiza mediante cita previa y por indicación de un especialista.

Información sobre cómo debe venir preparado el paciente para el test.

si desea más información sobre este servicio, rellene el siguiente formulario