Técnica de microarrays Allergy Explorer (ALEX)

ALEX, Allergy Explorer de Macroarray Diagnostic

Diagnóstico Molecular Alergia ALEX

Fieles a nuestra tradición de ser pioneros en nuestra especialidad, en el año 2009 fuimos una de las dos primeras clínicas privadas en Alergología incorporar a nuestros servicios la técnica de diagnóstico molecular con el análisis ISAC; también conocido con “micoarray” o “diagnóstico molecular por componentes”.
De nuevo, nos convertimos en el primer centro privado de alergia en disponer desde junio de 2018 de la técnica ALEX (Allergy Explorer de Macroarray Diagnostic), una técnica de diagnóstico en alergia más avanzada que el ISAC.

¿Qué es ALEX? Análisis de diagnóstico molecular de alergia

ALEX diagnóstico molecular alergia ALEX es un test multiplexado, un microchip que, con tan sólo 100 microlitros de suero del paciente detecta, de una sola vez, la sensibilización frente a cerca de 300 alérgenos, gracias a la biología molecular. Esto permite identificar qué proteínas concretas pueden ser las responsables de la alergia de un paciente (tanto a alimentos cono a alérgenos ambientales) y así conocer mejor el riesgo de reacciones graves o afinar más con la composición de las vacunas.

 

¿Qué requisitos conlleva este test de diagnóstico molecular de alergia?

Se requiere una extracción de sangre, para la cual no hace falta estar en ayunas ni suspender la medicación antialérgica (antihistamínicos, inhaladores, antileucotrienos, corticoides, etc.). En nuestro centro, la extracción puede hacerse en cualquier momento del día, en nuestro horario laboral. El resultado está disponible en 10 a 15 días, pudiéndose enviara por correo electrónico.

¿Qué diferencias incorpora ALEX con respecto a ISAC?

 

ALEX es una técnica que mide sensibilización (presencia de anticuerpos de alergia) frente a un panel de 282 alérgenos (157 extractos alergénicos y 125 componentes moleculares). ISAC mide sensibilización frente a un panel de 112 proteínas moleculares.
En la técnica ALEX además podemos medir el nivel de IgE total.

La Organización Mundial de Alergia (WAO) publicó un artículo en verano de 2018 comparando ambas técnicas.

 

¿Qué ventajas ofrece ALEX?

  • El aumento del número de personas polisensibilizadas y el aumento de alergias por reactividad cruzada reafirma la utilidad de esta técnica diagnóstica, ya que ayuda a un diagnóstico más preciso y un tratamiento más personalizado.
  • Se evitan pinchazos y se reducen las visitas al alergólogo.
  • No es necesario suspender la medicación antialérgica para la realización de esta prueba (como ocurre en las pruebas cutáneas y en las pruebas de provocación).
  • Es muy interesante en personas con enfermedades extensas de la piel (dermatitis atópica) en los que no se pueden hacer pruebas cutáneas.
  • Puede aportar información en los casos de urticarias /anafilaxias “idiopáticas” (de causa desconocida).
  • Ayuda a un diagnóstico alergológico amplio en el caso de las esofagitis eosinofílicas y en el caso de niños multialérgicos (evitándoles someterse a baterías amplias de pruebas cutáneas).

 

¿Por qué es importante saber a qué proteína somos alérgicos?

La intensidad y gravedad de la alergia no depende sólo de la cantidad de anticuerpos IgE que una persona produzca frente a un alérgeno, sino también del alérgeno en cuestión.

No todas las proteínas son iguales. Algunas son “frágiles”, es decir, sensibles al calor y a enzimas digestivas como la PR10 y la profilina. La alergia a estas proteínas se asocia con picor de boca y síntomas de vía respiratoria alta, conocido como “síndrome de alergia oral”, pero no darán síntomas generalizados (anafilaxias/urticarias).

Sin embargo, hay proteínas muy “resistentes” al calor y a enzimas digestivas y llegan integras, sin modificar, al intestino delgado, donde se absorben. Es el caso de las proteínas LTP, tropomiosina y omega-5-gliadina. Las personas alérgicas a estas proteínas tienen más riesgo de tener reacciones graves con alimentos (urticarias generalizadas, asma, anafilaxias).

 

¿Qué es la reactividad cruzada?

La reactividad cruzada es la presencia de un mismo alérgeno en fuentes distintas, siendo reconocido como si fuera lo mismo por la IgE (inmunoglobulina responsable de la reacción alérgica).

Veamos algunos ejemplos:

Síndrome ácaros-crustáceos
La tropomiosina, una proteína del músculo de los ácaros está también presente en los mariscos crustáceos (gambas, nécoras), lo que explica por qué un paciente alérgico a los ácaros puede tener alergia cunado come mariscos.

Síndromes de pólenes-frutas
Los pólenes y numerosas frutas contienen proteínas comunes, como proflilinas, polcalcinas, LTP, PR10. Una persona alérgica a pólenes puede tener síntomas (leves o graves) tras la ingestión de frutas o verduras.

Síndrome látex-frutas
El látex posee más de 12 alérgenos reconocidos, no todos con la misma gravedad clínica. Muchos de estos alérgenos están también contenidos en algunos vegetales (plátano, kiwi, castaña, patata, aguacate). Una persona alérgica al látex puede comenzar a tener síntomas de alergia cuando come estas frutas tropicales.

 

¿Nos puede ayudar el ALEX en el diagnóstico de alergia a animales?

En el caso del perro, se han descrito varias proteínas alergénicas: las lipocalinas (Can f1 y Can f2) presentes en la caspa, responsables de una sensibilización primaria y “fidedigna” al perro. Las vacunas de epitelio de perro suelen llevar estas proteínas, por lo en estos casos se podría aconsejar una inmunoterapia con epitelio de perro, sin necesidad de tener que eliminar al animal del domicilio.

Existe otra proteína que sólo la tiene los perros macho, Can f5, que es una proteína prostática. Las personas alérgicas a esta proteína toleraran la convivencia con perros hembra, pero no con perros macho. Además, la castración del perro macho podría minimizar la presencia de este alérgeno en el domicilio. Existe otra proteína alergénica, Can f 3, que es una albúmina, proteína de reactividad cruzada con otras albúminas del suero.

En cuanto al gato, las proteínas Fel d1 y Fel d 4 indican una alergia “primaria” al gato. Las personas con alergia a Fel d1, pueden ser vacunadas con extracto de epitelio de gato.En el gato, también hay una albúmina alergénica, Fel d 2, similar a una proteína de la carne de cerdo, pudiendo ocasionalmente producir reacciones anafilácticas al comer su carne (síndrome gato-cerdo).

 

¿Qué aporta esta técnica en el diagnóstico de la alergia a pólenes?

Cada vez hay más personas alérgicas a más de un tipo de polen, conocidas como “polisensibilizadas”. Es importante afinar el diagnóstico sobre las alergias primarias o “fidedignas” a cada polen, con el fin de afinar con la composición de la vacuna alergénica. Es lo que llamaríamos la medicina personalizada o “traje hecho a medida”. Las proteínas alergénicas de los pólenes son muy variadas.
En el caso de las gramíneas (Phleum pratense) las más importante son Phl p 1 y Phl p 5 e indican una alergia real a polen de gramíneas, mientras que la proteína Phlp 12 es una profilina (un panalérgeno presente en todos los pólenes y responsable de reactividad cruzada, pero no es un alérgeno dominante en la producción de síntomas respiratorios con polen de gramíneas. La proteína Phlp12, sin embargo, nos avisa de la posibilidad de alergia cruzada con frutas y alimentos de origen vegetal.

 

¿Es fácil de interpretar el resultado del ALEX?

La interpretación de los resultados del diagnóstico molecular de alergia ALEX requiere un amplio conocimiento en alergología y en diagnóstico molecular.

El significado de cada proteína alergénica, sus características de “resistencia” o “fragilidad”, la implicación clínica y pronóstica de la evolución de esa alergia concreta, requiere un alto grado de formación, que hoy en día sólo se realiza en la especialidad de Alergología. Por lo tanto, el alergólogo es el especialista más indicado para interpretar estos resultados.

¿Merece la pena hacerse la analítica ALEX?

El diagnóstico molecular ALEX se está convirtiendo en una herramienta diagnóstica imprescindible. Como en todas las especialidades médicas, los conocimientos y las técnicas diagnósticas van avanzando. A pesar de la utilidad de las pruebas cutáneas, hoy en día, con los conocimientos actuales, un buen diagnóstico alergológico debe ir a un nivel más profundo.

La biología es rica en variedad y diversidad. Todos los organismos, aun compartiendo características comunes, somos únicos y respondemos de forma diferente al entorno, las alergias son cada vez más variadas y afectan a un mayor número de personas. Todo esto nos lleva a que la Medicina debe ser cada vez más personalizada. Esta es una de las principales ventajas que aporta esta técnica diagnóstica, a parte de las ya comentadas.

si desea más información sobre este servicio, rellene el siguiente formulario